OFICINAS DE FARMACIA, SIN PROTECCIÓN