La inutilidad del tipo mínimo del 15% del Impuesto sobre Sociedades